El apuntador

Escrita en 1959

13 actores

(Un escenario visto desde atrás. Al fondo, el telón de boca. Las bambalinas, trastos y otros elementos dando el reverso al público. Esteban y Elena con simples trajes de calle, realistas, naturales, aunque después de cada mutis reaparecen de más en más envejecidos. Debe procurarse que esta progresión se produzca sin saltos, casi imperceptiblemente. A lo largo del acto solo ellos dos pasarán de lo juventud a la vejez total. Los otros personajes, en cambio, aunque retienen su edad, están vestidos y maquillados de manera notoriamente artificiosa o teatral. Vale decir: se notan los apliques, los rellenos y los trajes van hasta el límite de la imaginación y del buen gusto. Todos tienen la cara pintada de color. Al iniciarse la acción, los dos músicos pintados de negro y los dos payasos pintados de blanco dialogan mientras ensayan y ensayan, cinco, ocho, diez veces un mismo ejercicio elemental: Fido le pega una boletada a Yago y éste rueda largamente por el suelo. A cada repetición los músicos subrayan los gestos con idénticos efectos musicales. La letra y el movimiento corren pues, totalmente divorciados, salvo acotación especial).

El apuntador y Un cuervo en la madrugada, forman un espectáculo llamado “Mascarada”

Autor

Carlos Maggi

Guión

Descargar “Descargar obra completa” el-apuntador.pdf – Descargado 4656 veces – 132 KB