Querida, espero que te mueras

Escrita en 1994 y estrenada en 1995

El infierno es la memoria…Bien lo sabía Dante y magistralmente lo escribió en las palabras de Francesca: Nessun maggior dolore/que ricordarsi del tempo felice/ne la miseria…/

Tal vez en el final de sus días, dos hermanas, abandonadas por la vida y por el tiempo, viven el tormento del recuerdo. El presente es solo un pretexto para que el pasado se recupere día a día y se instale, porfiado, en una habitación donde se repite un viejo juego de siniestra purificación. Ambas (quizá), amaron al mismo hombre, y cada una intenta recuperar los momentos de felicidad perdidos en que no esté la otra. Eso no puede ser posible, porque sus vidas se cruzan, sus amores se confunden, el ayer es un espejo que refleja la misma imagen duplicada y deforme, y el rencor, un odio viejo, estalla. Viven por él, de él. Es su juego y su alimento cotidiano; una criatura que ha crecido y exige sus derechos.

Hubo momentos en que ambas lanzaran un mensaje a la vida, de confianza o desafío, pero ese momento se lo ha tragado el tiempo, como a una botella el mar.

Y ahora, sus vidas son solo espera de la suprema revelación que aclare definitivamente un enigma del pasado común, una larva que ha horadado sus entrañas y que no podrán menos que alimentar hasta el último suspiro.

Premios

1994: Primer Premio en el concurso de dramaturgia “Rosita Baficco” convocado por los teatros CIRCULAR Y EL GALPON

Autor

Hugo Mieres

Guión

Descargar “Descargar obra completa” querida-espero-que-te-mueras.pdf – Descargado 2498 veces – 242 KB