Los girasoles de Van Gogh

Escrita en 1988 y estrenada en 1989

“Mi gran anhelo es aprender a hacer tales inexactitudes, tales cambios, tales mentiras si se quiere, pero más verdaderas que la verdad literal.” Vincent Van Gogh.

“Los molinos ya no están, pero el viento permanece.” V.V.G.

En el espacio se destacan unas escaleras empotradas en al pared, donde las actrices que encarnan los girasoles están presenciando la escena y moviéndose lentamente como si fueran un sólo cuerpo. Asimismo la planta consiste en unos marcos gigantes, ubicados de perfil que hacen las veces de arcos y en orden decreciente hasta enmarcar el fondo, terminando en el cuarto de Van Gogh en escala reducida como una casita de muñecas, con su camita y su sillita, tal cual está en la conocida pintura. También hay sillas amarillas de tamaño natural sobre un piso de madera como en el cuadro referido.

Al iniciarse la escena los actores están dispuestos a lo largo como figuras quietas de un museo de cera, bañados por una luz irreal. Entra el actor que encarna a Van Gogh, deja caer unas hojas secas de su mano y dice en holandés la.” Tal vez la muerte sea como tomar un tren, pero para ir a una estrella”.

Se escucha una música fantasmal pero suave, delicada, como el viento moviendo los caireles de una araña de cristal.

Premios

1989: Premio Onetto Jaume de la Embajada de España

Autor

Luís Vidal Giorgi

Guión

Descargar “Descargar obra completa” los-girasoles-de-van-gogh.pdf – Descargado 4868 veces – 156 KB