El informante

Escrita en 2008

El hombre ha estado internado en algún lugar, hospital o cárcel, durante muchos años, más de diez. Desde el comienzo se le ha pedido que informe por escrito. Después de un tiempo descubre que sus informes a nadie interesan, pero a la vez entiende que debe seguir escribiendo, porque si deja de hacerlo deja de existir. Entonces escribe cualquier cosa. Los papeles que aparecen son los informes que él ha escrito.

El personaje no tiene nombre, está vestido con ropa sin estilo definido, tiene una tela cosida sobre el pecho con un número borroso. Está en un patio de pare¬des blancas. Un colchón en el suelo y una almohada, un cajón junto al colchón, y papeles manuscritos sobre el cajón. Sobre el cajón tiene cajitas, pequeños objetos, que son su mundo, y que él arregla, cambia de lugar durante toda la obra. Todo da impresión de viejo, impersonal. El personaje, casi todo el tiempo moviéndose en torno al colchón, habla a una Comisión que ha venido a verlo. Tiene en la mano un paraguas sin tela, que abre y cierra, con el que apoya su discurso.

El violonchelista está en escena.

Autor

Carlos Liscano

Guión

Descargar “Descargar obra completa” el-informante.pdf – Descargado 2495 veces – 203 KB